6.06.2008

AMLO: Calderón no debe tenerle miedo a la consulta petrolera

La decisión de tomar en cuenta la opinión ciudadana los tiene “muy enchilados”, dice el perredista en referencia al presidente y sus colaboradores.

México, DF. Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado al presidente Felipe Calderón a no tenerle miedo a una consulta ciudadana sobre la reforma energética. “Se tiene que tomar en cuenta la opinión gente, en vez de tratar de imponer una decisión desde arriba, desde las cúpulas”, dijo.

¡Que Felipe Calderón no le tenga miedo al pueblo!, ¡que el presidente espurio acepte la consulta popular sobre el petróleo!, manifestó el ex candidato presidencial en gira por la península de Baja California.

Indicó que el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo podría realizar el domingo 27 de julio o el 3 de agosto la consulta pública sobre el futuro del sector energético en los 2 mil 500 municipios del país.

López Obrador consideró que la decisión de ese movimiento y del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, de organizar la consulta ciudadana tiene “muy enchilados” a Calderón y sus colaboradores.

“Todos los ciudadanos tenemos que defender el petróleo porque si se entrega ese bien nacional a los extranjeros, no habrá porvenir y no podremos sacar adelante a México adelante”, expresó.

1 comentario:

Ernesto dijo...

Es evidente que Calderón teme que la gente e manifieste respecto a su propuesta de reforma de PEMEX, pero ceo que algunos de los argumentos que están presentándose contra la consulta no se deben desdeñar, por ejemplo el hecho de que la legislación local en la que se apoya Ebrard para llevar a cabo la consulta sólo preve asuntos locales y la reforma petrolera es un asunto nacional, claro que esto podría salvarse con la manera como se redacten las preguntas y porque parte de los excedentes petroleros se reparten entre las entidades federativas , con lo que se involucra al Distrito Federal y a los municipios que participarían en la consulta , pero debe fundamentarse sólidamente la legalidad de la consulta para evitar otro desafuero o maniobras panistas de ese tipo.