5.07.2008

“LA LABOR DE LOS BRIGADISTAS: CONVERTIRSE EN UN MEDIO DE COMUNICACIÓN PARA INFORMAR A LA GENTE SOBRE LA INTENCIÓN DE CALDERÓN DE ENTREGAR EL PETRÓLEO.

Desde Campeche, entidad donde tiene asentados sus principales negocios la familia Mouriño, Andrés Manuel López Obrador afirmó que la corrupción y el tráfico de influencias en Petróleos Mexicanos (Pemex) “se elevarán a rango supremo si se aprueba la denominada reforma energética que impulsan el presidente pelele, Felipe Calderón, y legisladores panistas”.

Al continuar sus reuniones con los brigadistas en defensa del petróleo de todo el país, el presidente legítimo de México tocó hoy las entidades de Campeche y Tabasco. En la primera de estas entidades, a manera de ejemplo, López Obrador señaló: “la familia Mouriño se adjudicó en los últimos años contratos multimillonarios con Pemex y pudo amasar una gran riqueza, gracias al tráfico de influencias de Juan Camilo. El actual secretario de Gobernación del gobierno espurio logró jugosos negocios a favor de su familia, al amparo del poder público, y los principales contratos con la paraestatal los obtuvo durante su desempeño como diputado federal y funcionario de la Secretaría de Energía”, enfatizó.

Al sostener una reunión informativa con integrantes de las brigadas para la Defensa del Petróleo en el salón de actos Dante Delgado Rannauro de esta ciudad capital, el presidente legítimo de México destacó que Mouriño Terrazo ha expresado con cinismo que son legales y éticos los contratos que firmó con Petróleos Mexicanos.

Más adelante, aseveró que los legisladores panistas y priistas contravendrían la letra el texto constitucional si aprueban la iniciativa para privatizar Pemex. “Además, no se podría construir ninguna refinería y la paraestatal se convertiría en una empresa extranjera, a pesar de que Calderón ha dicho mentiras, tales como que México contaría con nuevas plantas refinadoras y que Petróleos Mexicanos se fortalecería”, aclaró.

A los asistentes les explicó que la labor de cada uno de los brigadistas es convertirse en un medio de comunicación para informar a la gente sobre la intención del gobierno espurio de entregar el petróleo a extranjeros.

Acompañado por la senadora de Convergencia, Layda Sansores, y por dirigentes estatales del PRD y PT, detalló que cada brigadista recibe un paquete que contiene artículos, discos compactos y folletos con información sobre el tema de la privatización del petróleo.

Por espacio de una hora, Andrés Manuel López Obrador recibió muestras de apoyo de los habitantes de Campeche. Al unísono lanzaban consignas sobre el movimiento en defensa del petróleo, tales como ¡Pemex no se vende, se defiende!

Rodeado de mujeres y hombres brigadistas, el presidente legítimo de México indicó que exigirá al gobierno espurio y a los legisladores del PAN que realicen una consulta popular sobre la llamada reforma energética. “Puede ser que la última palabra la tengan los legisladores, pero la primera palabra la tiene el pueblo de México”, aclaró.

Indicó que fue muy criticada la toma de tribunas en la Cámara de Diputados y el Senado de la República, por parte de los legisladores del Frente Amplio Progresista, “pero nuestros adversarios olvidaron que el Congreso siempre ha estado secuestrado por los potentados del país”.

López Obrador invitó a la gente a participar el próximo 29 de junio en la asamblea nacional que se llevará a cabo en el Zócalo de la Ciudad de México, donde se realizará una evaluación de las acciones de resistencia civil pacífica en contra de la privatización del petróleo.

En el mismo acto, el presidente legítimo de los mexicanos entregó nombramientos a coordinadores de los comités municipales y estatales del Movimiento en la Defensa del Petróleo.

Al finalizar la reunión informativa, los brigadistas cantaron “El Corrido del Petróleo” que dice: “Camaradas va corriendo, el Corrido del Petróleo. Al final llegó ese gran día, el que esperábamos todos. Fecha de inmensa alegría aquí empieza y van empezando, 1938, el día 18 de marzo”.